“Estoy cansado, perdón a mi sobrina”, fueron las últimas palabras de un adulto mayor.

Un hombre de 91 años se disparó en la cabeza mientras esperaba ser atendido en la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), de Mar del Plata, Argentina, el pasado 28 de junio.

Rodolfo Estivill murió en el hospital. El hecho quedó registrado en el teléfono celular de un testigo y expone el momento en que los presentes entran en pánico al darse cuenta de las intenciones del adulto mayor.

“Estoy cansado, perdón a mi sobrina”, fueron sus últimas palabras. El lugar fue evacuado rápidamente y no abrirá sus puertas hasta que todos aquellos presenciaron el hecho reciban una “jornada de contención”.

Comentarios

comments