Le permitieron quedárselo.

Una mujer en el metro de Toronto, Canadá, golpeó, zarandeó, mordió y asfixio a un perro, causando la indignación de los usuarios.  

En un video publicado en YouTube se aprecia que uno de los pasajeros se acerca a la agresora para pedirle que se detenga, pero ella lo ignora. 

Tras el tumulto, un policía sacó a la responsable del vagón, y tras una revisión médica se determinó que el can no sufría lesiones graves, así que le permitieron salir con él. 

Y, aunque informaron del caso a la Sociedad de Ontario, contra la crueldad animal, los internautas reprocharon el hecho. 

Comentarios

comments