FORO POLÍTICO.

 

TRUMP: LIMPIAR LA CASA.

Lo más seguro es que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se siente todo un “patriota” que “salvará a su país” de la invasión latina, asiática, musulmana y negra; de ahí que cumpla su palabra y hayan sido detenidos 680 migrantes en las últimas horas, en su mayoría mexicanos, pero –ojo- muchos de ellos tienen antecedentes penales y serán deportados.

Trump, no es ningún político demagogo como muchos que conocemos: con discurso hueco y que pronto olvide promesas que hizo a sus seguidores durante su campaña. Donald, es hombre de palabra: Expulsará de su país a todos aquellos “inmigrantes criminales que presentaban una amenaza para la seguridad pública”. ¿Cómo lo ven?

Y es cierto lo que dice en gobernador Héctor Astudillo: En los Estados Unidos no hay redadas generalizadas contra mexicanos; sólo operaciones específicas contra quienes han cometido delitos. Contra esas personas negativas van y serán deportadas. Que nadie se confunda.

De acuerdo con versiones del Secretario de Seguridad de Estados Unidos, John Kelly, muchos de los 680 “inmigrantes criminales” habían perpetrado los estos delitos:

-Homicidio, abuso y asalto sexual, actos lascivos indecentes hacia un menores, narcotráfico, agresión física, asalto, manejar en estado alcohólico y cargos relacionados con armas. No todos los migrantes son “blancas palomitas”.

No todos los que se van a los Estados Unidos lo hacen para trabajar, sino para delinquir. Allá, se aplica la ley de manera estricta; no existe tanta impunidad como en México.

La visita que hizo Héctor Astudillo, a los Estados Unidos, fue para darles aliento a miles de guerrerenses que allá radican y temen ser deportados por decreto del presidente Trump, quien cumple su palabra: sacar el lastre de su país.

Astudillo estuvo en Santa Ana, California, donde inauguró la Casa México, que prestará asesoría jurídica a los connacionales quienes podrán recibir actas de nacimiento. El mandatario fue acompañado por el Delegado federal de Sedesol, Armando Soto Díaz.

PRD: CUNDE EL PÀNICO. La reciente encuesta que dio a conocer el PRD sobre el crecimiento (y decrecimiento) de tres partidos –PAN, PRI y Morena-, motivó miedo y zozobra en las filas del PRD, cuya tendencia es caída libre, con ruta a desaparecer o convertirse en “Club de Los Chuchos”.

Guerrero, se quedó sin dos de sus senadores perredistas: Sofìo Ramírez Hernández y Armando Ríos Piter; el primero desertó de las filas del PRD e intenta retornar al redil priista, mientras que el segundo ayer dimitió al sol azteca y se declara “independiente”.

El crecimiento de Morena y de su virtual candidato a la presidencia de la República, AMLO, provoca grietas y deserciones en el PRD; pronto habrá éxodos de chapulines hacia Morena. El Mesías tabasqueño necesita quiénes le hagan la talacha, y allí están los perredistas, prestos.

La última vez que se vio al senador ex priista y ex perredista, Sofìo Ramírez, fue durante el pasado Consejo Político del PRI, en Chilpancingo, donde Heriberto Huicochea tomó protesta como dirigente estatal. Allí, Sofìo fue abucheado por cientos de priistas.

A Sofìo, le siguen reprochando su abierto respaldo hacia el ex gobernador “perredista” Ángel Aguirre Rivero. Más tarde que temprano, le cobran la factura.

Y en el caso de Ríos Piter, éste tiene amplia experiencia como chapulín y en el arte del cambio de chaqueta: Primero fue priista, luego panista, después perredista y ahora… ¿Anda en busca de padrino que lo infiltre en el partido Morena? ¿Lo admitirá AMLO?

Lo que se anticipa -por los movimientos dentro de la llamada “izquierda”- es que el PRD estaría viviendo sus últimos días de agonía, y para los próximos meses estará en su etapa terminal.

Muchos importantes cuadros políticos perredistas, militantes y simpatizantes, estarían a un paso de irse hacia el partido propiedad de AMLO.

El senador Ríos Piter -quien debe casi 204 mil pesos al PRD, por concepto de “aportaciones extraordinarias-, buscaría a toda costa infiltrarse como avanzada del éxodo perredista hacia Morena, de cara al 2018. ¿El plan, ya está en marcha?

PAN, HUELE A SANGRE.

El Partido de Acción Nacional (PAN) de Guerrero, no es como en otras entidades del país: Aquí, las diferencias y batallas políticas por cargos de elección popular, se resuelven a balazos, con saldos de ejecutados y muertos (chequen el recuento de fallecidos albiazules de los últimos años).

El ríspido forcejeo, golpes, amenazas y con intervención de antimotines del pasado domingo en Chilpancingo, solo fue un “raund de calentamiento”; una “probadita” de lo que vendrá después entre los bravos panistas.

Existen antecedentes -nada gratos- de la familia albiazul, quienes actúan como capos del crimen: se disputan territorios -comité estatal y municipal de Acapulco, regidurías y diputaciones-… ¡A muerte!

Eloy Salmerón Díaz, Secretario General del CE del PAN, trae camorra contra el líder Marco Antonio Maganda, a quien acusa de opacidad en el manejo de recursos y nepotismo. O sea: se queda con casi las prerrogativas, millones ($).

Pero no es todo: también lo señala de “querer imponer a puros familiares y amigos” en cargos como: regidurías, sindicaturas, alcaldías, diputaciones, locales y federales.

Son muchos los intereses que se manejan dentro del otrora pacífico PAN, donde predomina el leguaje de los plomazos, al estilo del Guerrero bronco… ¡Pum!, ¡PAN!, ¡Pum!, ¡PAN!… Punto.

Por Salomón García Gálvez.

Comentarios

comments