in ,

¿QUÉ ES TEHUACALCO?

Tehuacalco fue un asentamiento prehispánico de 80 hectáreas que estaba compuesto de un centro cívico ceremonial dedicado al culto al agua y a los cerros, una población circundante, además de otros templos, cuevas y petrograbados en la periferia del núcleo urbano.
El nombre de Tehuacalco debió ser otorgado por los grupos nahuas, que llegaron posteriormente a la Conquista para suplantar a las etnias locales que estaban en franca extinción.

Su topónimo puede derivar de los siguientes vocablos:
Tehuacalco: tetl/ huacalli –co: Lugar de la caja de piedra
Teoacalco: de teo/ atl/ calli/ –co: Lugar de casas del agua sagrada o Lugar de los templos del agua.

Tehuacalco posee 8 conjuntos arquitectónicos mayores, además de 10 estructuras arquitectónicas menores. El área de estructuras mayores abarca 12 hectáreas.

En cuanto a la configuración del centro cívico ceremonial de Tehuacalco, las estructuras del sitio están rodeando una gran plaza rectangular y fueron orientadas y alineadas con respecto a los cerros prominentes del horizonte, haciendo evidentes las líneas visuales que marcan días importantes del año solar, como el equinoccio o los solsticios.

Como centro ceremonial, Tehuacalco no solamente poseía edificios cívicos, ceremoniales, administrativos y residenciales, también poseía un espacio saturado de elementos rituales que iban desde el paisaje con los cerros sagrados, las cuevas, los petrograbados y los manantiales. Todos esos elementos generaron un conjunto ritual que reflejaban la esencia de Tehuacalco como lugar de culto y veneración a los dioses de la agricultura y del agua.

Además de las características naturales del entorno y de la propia arquitectura, se han llegado a encontrar, adosados a los muros de algunos basamentos, bloques de granito y areniscas con motivos grabados que se consideran elementos pertenecientes a la iconografía urbana. Estos diseños otorgan carácter e identidad a los monumentos.

La mayor parte de los bloques hallados poseen elementos acuáticos como espirales y gotas de lluvia, que confirman el sentido que Tehuacalco poseía como centro de culto al agua. También se observan motivos relacionados con cuerpos celestes como Venus y la presencia de divinidades terrestres y acuáticas.

Actualmente, la zona arqueológica de Tehuacalco posee un área donde se permite la visita pública, y donde es posible observar los vestigios arqueológicos y la riqueza natural de este lugar

Enlaces Relacionados

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RECORRIDO GENERAL

CHILPANCINGO DE LOS BRAVO