in

Persiguen a un joven y lo balean en medio del tianguis de temporada asentado en la plancha del zócalo de Chilpancingo.

En el corazón de Guerrero, fue asesinado un hombre en medio de una multitud, la noche de este lunes. El crimen no inmutó siquiera a las familias capitalinas que, parecen ya estar acostumbradas a la extrema violencia.
Alrededor del cadáver, fuera del área acordonada, todo transcurría casi de forma normal. Un payaso ofrecía su show al público al pie de la cátedral. Los comerciantes de temporada y ambulantes continuaban su vendimia y, decena de niños corrían y reían en la plaza pública “Primer Congreso de Anáhuac”.
Solo una mujer, hincada al pie de policías y militares, lloraba a la víctima, aunque no la conocía. Se trata de una persona que padece de sus facultades mentales, pero es la única que, pareciera, realmente se alarmó por el terrible crimen.
 
Balacera entre la multitud 
El asesinato se registró alrededor de las 18:00 horas, tiempo en el que comúnmente llegan cientos de familias al zócalo para cerrar su día con un rato de diversión.
Más ahora que se instaló un corredor de comercios de temporada, alrededor del kiosco central y la plaza pública principal, de esta ciudad capital.
La víctima que aparenta tener unos 25 años de edad, era perseguida por personas armadas en el zócalo, y se habría metido al área de puestos semi fijos para perderse entre la gente, pero, no pudo. Justo ahí, al pie del antiguo museo y la catedral, le dieron muerte con varios disparos de arma corta.
El hecho provocó pánico en ese instante y, transeúntes y comerciantes tuvieron que tirarse al suelo.
A la víctima le acertaron balas en el cuello y pecho, según informes de las autoridades, y, cientos de personas pudieron observar durante poco más de una hora, el cuerpo tendido bocarriba, en uno de los pasillos, sobre un charco de sangre.
Justo a un lado los comerciantes ofrecían bisutería de plata, juguetes, artículos de escolares e incluso panes.
El cadáver que no fue identificado en ese momento, traía puesto un pantalón de mezclilla azul, playera y tenis del mismo color.
Estaba entre el edificio que albergó el museo regional, la plaza cívica “Primer Congreso de Anáhuac”, la Iglesia “La Asunción de María” y, el kiosco central; justo en el corazón del Estado.
Pasado el ataque, todo regresó a la normalidad
El hecho provocó asombro los minutos siguientes, mientras el o los agresores se perdían entre la multitud, y, los policías municipales y estatales llegaban.
Pero el susto pasó en pocos minutos. Mientras las autoridades realizaban las diligencias de Ley en la escena del crimen, varias personas rodeaban la zona acordonada para curiosear. Los agentes del municipio y el Estado, intentaban retirar a las personas.
Pero desde antes que el área fuera acordonada, una mujer que, según comerciantes y policías, sufre de sus capacidades mentales, se hincó junto al cadáver y lloró. Cuando la zona fue asegurada, se quedó atrás de la cinta amarilla, al pie de los policías donde siguió consternada.
Cuando arribó un grupo de militares, se limitaron a rodear la escena y tomar datos para su reporte interno. Al pie de varios de ellos, estaba un hombre en estado de ebriedad, durmiendo sobre unas escaleras a escasos 10 metros del cadáver.
Más adelante, frente a las torres de la catedral, había comenzado el ya tradicional show de payasos. La gente carcajaba sin ningún pudor.
Y sobre la plaza pública, decenas de niños corrían y gritaban. Los vendedores de globos ofrecían su producto y, un grupo de jóvenes practicaban break dance en una pista.
La “loquita”, como le llamaban los agentes de la Policía, era la única que lloraba.
En tanto, policías y reporteros reían con la cómica tranmisión en vivo que hizo a través de Facebook el voceador de periódicos conocido como “AK-47”, con su polémica forma de relatar los sucesos al gritar y simular disparos de arma de fuego con su aguda voz.
Una de las comerciantes relató el caos que se vivió durante y en los segundos siguientes a la balacera. “Se escucharon balazos y todos se tiraron al piso. Luego todo fue un caos, todos corrían para todos lados”; recordó.
Y ahí, mientras el cadáver estaba tendido, se escuchó un reclamo: “¿Cómo es posible? Por aquí paso todas las tardes con mis hijos, este lugar era el más tranquilo de Chilpancingo pero ahora ni este lugar es seguro como para andar con mi familia”. ¡Que barbaridad! Parece que las autoridades no existen”.
La zona del zócalo es la más transitada durante todo el día, especialmente ahora porque se encuentra un mini tianguis temporal, sin embargo, justo a la hora del crimen, es cuando las familias llegan para convivir un momento en el centro de la ciudad.
La semana pasada, dos hombres fueron asesinados en diferentes partes del centro de la ciudad; uno frente al Ayuntamiento Municipal y otro afuera del edificio de Finanzas del Gobierno Estado, pero en el caso de este lunes, fue justo en la plancha del zócalo. (Agencia Periodística de Investigación).

Enlaces Relacionados

What do you think?

-1 points
Upvote Downvote

Total votes: 1

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 1

Downvotes percentage: 100.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calcinan dos cuerpos frente a terminal de autobuses de Chilapa.

Un helicóptero de la Fuerza Aérea Mexicana que realizaba labores de fumigación y erradicación de plantíos de amapola.