Chilpancingo, Gro. 28 de Febrero del 2017.- Tras ser agredidos a balazos durante la tarde del lunes en la ciudad de Iguala, la noche del mismo día falleció la esposa de Jesús Pérez Lagunas, presunto jefe del grupo delictivo de “Guerreros Unidos” en Estado de México, conocido como “El Mugres”.
La mujer fue identificada como Yoselín “N”, quien durante el ataque recibió al menos un impacto de bala en la cabeza.
A pesar de que la mujer fue llevada al Hospital General “Jorge Soberón” de esa ciudad por el propio Jesús Pérez, junto a su madre que también resultó herida, horas más tarde perdió la vida.
Pérez Lagunas es identificado como jefe del cartel Guerreros Unidos en Tonatico e Ixtapa de la Sal, Estado de México, y habría sido detenido luego de ser atacado a balazos en la ciudad de Iguala, Guerrero, este lunes 27 de Febrero.
Sin embargo, este personaje fue detenido en junio del 2015 tras la cacería que emprendió el Gobierno de la República contra los Guerreros Unidos, como parte de la investigación por la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa ocurrida el 26 de septiembre del 2014, sin embargo, en completo sigilo fue liberado.
Sobre la recaptura, informes extraoficiales indican que, cerca de las 16:30 horas, “el mugres” fue atacado a balazos por cuatro hombres montados en dos motocicletas, a las afueras de una tienda Oxxo en el lado sur de Iguala sobre la salida a Chilpancingo, justo a un costado de la gasolinera de la colonia “Dina”.
El líder criminal iba acompañado por Chezare Joaquín “N” de 30 años de edad, que conducía la una camioneta RAM color blanco con placas de circulación NW-88-518, del Estado de Morelos; y dos mujeres  de nombres Joseline y Eliza de 24 y 53 años respectivamente, quienes fueron heridas en la cabeza, pero más tarde una de ellas perdió la vida.
El punto del ataque está a escasos 100 metros del retén del Ejército Mexicano ubicado sobre la carretera Iguala-Chilpancingo a la altura de la entrada a la colonia “El Tomatal”, donde hay un retorno que tomaron los tripulantes de la camioneta que se dirigieron por cuenta propia al hospital general.
Tras la llegada de estas cuatro personas al nosocomio, arribaron elementos del Ejército Mexicano y Policía del Estado que sitiaron el lugar y realizaron la detención de “el mugres”, quien al parecer resultó ileso.
Las autoridades confirmaron que el chofer y las dos mujeres permanecían hasta la noche en el hospital, sin embargo, del líder criminal que a la hora de su ingreso al hospital dio otro apellido, no se aclaró si quedó internado o trasladado a alguna comandancia policial, ministerio público o instalaciones de la Procuraduría General de la República (PGR). (Agencia Periodística de Investigación)

Comentarios

comments