Su abuelo lo describió por error como presunto terrorista.

La embajada de Estados Unidos citó a un bebé de apenas tres meses de edad con el objetivo de interrogarlo por ser sospechoso de terrorismo.

Esto, luego de que su abuelo, Paul Kenyon, lo describiera erróneamente en la solicitud de visa al llenar la casilla de “sí”, en lugar de un “no” ante el cuestionamiento de:

“¿Busca usted participar o ha participado alguna vez en actividades terroristas, espionaje, sabotaje o genocidio?”

El descuido le costó a los progenitores 70 mil pesos. De acuerdo a las autoridades, el pequeño se portó muy bien durante su visita y jamás lloró.

“No puedo creer que no se dieran cuenta de que se trataba de un auténtico error y que un bebé de tres meses no podría hacerle daño a nadie“, comentó el abuelo.

Con información de AP.

Fuente:http://www.sdpnoticias.com/

Comentarios

comments