Chilpancingo, Gro. 04 de Noviembre.- Miembros y simpatizantes del Frente Unido por la Seguridad y el Desarrollo del Estado de Guerrero (FUSDEG), marcharon ahora en el Ocotito, para demandar a las autoridades estatales la salida y el desarme del grupo de la UPOEG que opera en el poblado al mando de José Deibi Barrientos.

La marcha en la que participaron menos de 500 personas, entre gente del Ocotito y poblados cercanos como Tierra Colorada, partió de la base que mantienen a un costado de la carretera federal México-Acapulco, en los límites con Mohoneras, hacia el centro de la comunidad.

Avanzaron por esta carretera en medio de consignas en contra de la UPOEG, y a favor de Salvador Alanis, a quien le refrendaron su apoyo mediante pancartas y mantas; posteriormente recorrieron la calle principal, y retornaron hasta la plaza central donde se encuentra la comisaría.

A su arribo, intentaron ingresar a las instalaciones de la comisaría, donde encontraba un pequeño grupo de la UPOEG con armas, pero fueron civiles los que con palos impidieron que los simpatizantes del FUSDEG ingresaran.

La situación se tensó durante varios minutos, en los que se registraron empujones y jaloneos, principalmente entre mujeres de los dos grupos, hasta que intervinieron elementos de la Policía Estatal que se encuentran destacamentados en el pueblo, precisamente para evitar este tipo de choques.

La policía estatal se quedó resguardando la comisaria, desde donde personas lanzaron cohetones desde la azotea, sin que el incidente pasara a mayores.

Posteriormente y ya calmados los ánimos, llevaron a cabo un mitin, para reiterar su rechazo a la presencia de la UPOEG en el Valle del Ocotito, como lo hicieron la semana pasada en Tierra Colorada e hicieron un llamado a todos los sectores productivos de la región, para hacer un frente común.

“A los compañeros del mercado, a los compañeros tianguistas, al transporte colectivo de taxis, al transporte colectivo de la sierra, es hora de que despierten, a menos que quieran seguir sometidos, como anteriormente lo vivíamos hace tres años, si eso quieren, quédense callados”, expuso ante los presentes el profesor, Silvestre Plancarte.

Acusó que entre la UPOEG hay gente extraña que ha venido de fuera del Ocotito, para realizar las mismas prácticas que se realizaban antes del ingreso de la UPOEG hace tres años, como el cobro de cuota a los comercios y empresarios.

Extendió el llamado a la ciudadanía a que defiendan el sistema comunitario de líderes que sólo buscan beneficios particulares, de lo contrario, lo que sigue para ocotito es regresar al sometimiento, como el que se vivía por la delincuencia organizada. (Agencia Periodística de Investigación).

screenshot_2016-11-04-15-16-32 img-20161104-wa0052 img-20161104-wa0048 img-20161104-wa0053

Comentarios

comments