in , ,

Cientos de personas le dan el último adiós en Taxco.

Para muchos, Magdalena Aguilar fue un ejemplo de lucha, una madre joven que con esfuerzo y dedicación concluyó sus estudios y estaba realizando sus prácticas profesionales para asegurarle un futuro a sus hijos.

En su despedida, el grito de justicia, dolor y llanto se mezclaron entre un río de gente que dijo no aceptar su partida. Sus familiares, compañeros y amigos reclamaron al gobierno la falta de seguridad para la gente común, que no tiene la suerte de ser parte de la clase política.

El cortejo fúnebre

Doña Ángeles, madre de Magdalena, caminó en todo momento detrás de la caja fúnebre donde iban los restos de su hija, desde su casa ubicada en el Barrio de Guadalupe, hasta la Catedral de Santa Prisca, en el centro de la ciudad.

Por momentos parecía desvanecer. Sus gritos y llanto mostraban la impotencia y dolor, mientras la multitud detrás de ella cantaba, lloraba o murmuraba.

Delante de la caja iban tres personas cargando coronas de flores, y un adolescente, una cruz. Dos trabajadoras de la Secretaría de Salud, sostenían una lona con la fotografía de Magda, y mientras avanzaban sobre las calles empedradas, sus lágrimas rodaban en entre sus mejillas.

Dos músicos sonaban sus guitarras y entonaban canciones de despedida, y cientos de personas cargaban ramos de flores entre sus brazos.

Dentro de la iglesia, el padre pidió por el eterno descanso de Magdalena, y conminó a los familiares y amigos que perdonen, que hagan la paz.

El camino siguió a las 15:00 horas, del zócalo a la Avenida de los Plateros, donde se ubica el Centro de Salud donde la joven nutrióloga realizaba en vida sus prácticas profesiones.

El adiós de sus compañeros

Sus compañeros introdujeron el ataud a la sala de recepción donde colgaba una grande lona con la foto de Magda, y tenía plasmadas las leyendas: ¡Justicia! #NiUnaMenos.

Recordaron a su compañeros como una joven alegre que siempre recibía a sus pacientes con una sonrisa. Un ejemplo de vida porque a pesar de haber tenido dos hijos a temprana edad, decidió concluir sus estudios y lo hizo.

“No aceptamos su partida de la manera en que fue, no aceptamos que nuestra compañera nos deje pero sin embargo todos vamos para allá. Estos son momentos muy difíciles y sobre todo porque se trata de nuestra compañera Magda, con su sonrisa amigable. Es hora de partir, harás feliz otra parte del universo como lo hiciste en este centro de salud”, dijo uno de sus compañeros.

Agregó que Magda tenía la ilusión de terminar su servicio, pero sus sueños se vieron frustrados por una persona sin escrúpulos.

Hicieron un último pase de lista, y al grito de Magdalena Aguilar Romero, todos lanzaron: ¡Presente!.

Enseguida el cortejo fúnebre siguió hasta llegar al panteón municipal, donde el dolor fue más evidente entre gritos desesperados de sus familiares más cercanos. El ataúd fue introducido a una tumba y finalmente todos se retiraron.

Contexto

Magda, como le conocían sus amigos y familiares, fue desaparecida el 13 de enero pasado, cuando acudió a la casa de su ex pareja a ver a sus hijos.

Tardó nueve días desaparecida, y el 22 de este mismo mes, apareció su cuerpo desmembrado, en una tina y una cacerola, dentro de la casa de César, su ex novio y padre de sus hijos, en el barrio de Guadalupe.

Algunas partes de su cuerpo fueron cocinadas en caso rojo, lo que ha provocado asombro y consternación en Taxco.

Carlos es el principal sospechoso de este hecho y está en calidad de prófugo de la justicia. (Agencia Periodística de Investigación)

Enlaces Relacionados

What do you think?

-1 points
Upvote Downvote

Total votes: 1

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 1

Downvotes percentage: 100.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Riña por tierras deja un muerto y un herido en Tlapa 

REALIZAN POLICÍAS ESTATALES EN CHILPANCINGO RECORRIDOS DE SEGURIDAD A FIN DE PREVENIR LA COMISIÓN DE DELITOS