in , , ,

Cempasúchil; flor marcada por la violencia en Guerrero

Productores de Chilapa y Tixtla han triplicado sus precios en los últimos dos años, por el riesgo que implica transitar de un lugar a otro.

Los comerciantes prefieren comprar la flor a CDMX, Puebla o Edomex.

El mercado sintético entró a la competencia en la temporada de los fieles difuntos… y es más accesible. 

Chilpancingo, Gro. 02 de Noviembre.- La inseguridad y violencia en las zonas de Chilapa y Tixtla han generado que en los últimos dos años se disparara el precio de la flor de cempasúchil, por lo que hoy, los comerciantes en la temporada de los fieles difuntos, prefieren comprar el producto en Estado de México, Puebla o incluso la Ciudad de México.

img-20161031-wa0069

Actualmente, Tixtla y Chilapa han dejado de ser los principales comercializadores de esta flor, por lo menos dentro del Estado de Guerrero; señalaron vendedores.

En el caso de Chilapa, en años anteriores las familias que se dedican a este negocio, manejaba una producción de mil 500 rollos de terciopelo y la misma cantidad de cempasúchil, ambas compuestas por manojos de 60 flores, de las cuales se envía el 80 por ciento al puerto de Acapulco para su venta durante el 31 de octubre y los días 1 y 2 de noviembre, por la celebración a los fieles difuntos.

Mientras que el 20 por ciento que es el resto de la producción, se queda en el municipio de Chilapa, a donde acuden personas de Chilpancingo y otros municipios de la Montaña baja a comprar las flores, para posteriormente revenderlas.

En estos productos típicos de la temporada, año con año se percibe un aumento de hasta en un 15 por ciento en su precio final.

En el municipio de Tixtla, productores independientes generan entre mil 200 y mil 500 rollos de esta flor. Más de la mitad de su producción la enviaban a la capital para adquirir mejores ganancias.

En ambos casos, comerciantes de temporada externaron que al menos desde hace dos años, prefieren comprar este producto a entidades como el Estado de México, Ciudad de México y Puebla, por el precio más accesible que les ofrecen.img-20161031-wa0077

Más tradición que negocio

Flavia Sandoval, comerciante capitalina oriunda de Chilpancingo, dijo que en el negocio de la venta de esta flor tiene más de 60 años y es un negocio familiar. Su abuelo paterno comenzó con la tradición familiar.

Detalló que en su caso prefiere comprar el producto en Tenancingo, en el Estado de México, por lo económico en lo que le ofertan la flor, la cual es un 30 por ciento más barata que en Chilapa o Tixtla.

Pese a señalar que sólo son vendedores y no productores, la comerciante precisó que hoy este negocio ya no es redituable como en años anteriores.

“Más que negocio, nosotros ya lo vemos como una tradición, porque realmente ya no obtenemos ganancias e incluso hay años donde no vendemos todo lo que invertimos”, dijo.

Y agregó: “los precios elevados por diferentes cuestiones para la producción de este producto, han ocasionado que a los mayoristas también nos los eleven, por lo cual y por consecuencia, tienen que ofertarlos a precio cada vez menos accesibles”.

Externó que en el caso de la venta de cadenas de cempasúchil, el precio se acercaba a los 9 pesos; por maceta 15 pesos y por docena hasta en los 70. Pero en el presente año oscilan entre los 15, 35 y 220 pesos respectivamente.

Carmen Miguelito, comerciante nueva en este ramo, expresó que desde hace tres años que emprendió la venta de la flor de temporada, la ha adquirido de diferentes localidades del Estado de Puebla, la cual se la han traído hasta la capital en un precio mucho más razonable. Por tanto, tampoco compra a productores de Guerrero.

“Ya no es un negocio redituable para los nuevos inversionistas que se dedican a vender productos de temporada, ya que por diversas cuestiones año con año el aumento de los precio encarecen la venta de esta flor”, dijo.

img-20161031-wa0070

Competencia y pérdida de la tradición

El señor Freddy García, comerciante proveniente de la CDMX, señaló que en ese Estado el producto lo consigue por docena hasta en 120 pesos, la mitad de lo que la podría conseguirlo aquí, en Chilpancingo.

“En años anteriores incluso llegué a comprar las flores en Tixtla, por la cercanía con Chilpancingo y porque eran un producto del día, lo cual le garantiza la calidad a los compradores, pero de buenas a primeras la flor se encareció tanto, que ya es mejor comprarla fuera de Guerrero, para que a nosotros los vendedores nos genere un margen de ganancia considerable”, abundó.

Freddy García quien dijo que llega a Chilpancingo con más de 4 mil docenas y matas de cempasúchil, ahora no solo tiene que competir con una baraja de vendedores más amplia o un precio a mayoristas más accesible.

Detalló que otro de sus principales competidores, ahora es luchar contra las nuevas ideologías de comerciantes del norte del país, donde realizan sus ofrendas con flores de plástico y papel, costumbre que están adoptando los ciudadanos capitalinos. Eso también ocasiona una merma en cuanto a la disminución de la venta de este producto de temporada, en la región.

El mayorista detalló que de las 4 mil docenas que adquirió, en lo que ha sido la antesala al día muertos, no había logrado conseguir vender ni siquiera el 5 por ciento de su inversión, lo cual refleja que se está perdiendo la traición de levantar ofrendas y adornar tumbas de familiares difuntos.

“Esperamos que sea porque es el inicio del puente de día de muertos y que los días fuertes las ventas se restablezcan, de no ser así, porque también tenemos en mente que ya no es un negocio rentable, esperamos por lo menos recuperar lo invertido”, dijo.

img-20161031-wa0074

Temor al narco

En las zonas de Tixtla y Chilapa, los productores de flor de temporada han disparado sus precios por dos razones: tienen que pagar cuota al crimen organizado y transportar su producto de un pueblo a otro o a las cabeceras municipales, resulta bastante riesgoso.

Esta región que conecta a la Montaña con la zona centro de Guerrero es altamente asediada por grupos del crimen organizado. El control es disputado actualmente por los grupos conocidos como “Los Ardillos” y “Los Rojos”.

Aunque los comerciantes y productores se niegan a hablar del tema por obvias razones, algunos han aceptado para este medio de comunicación que son objeto de extorsión a través del pago de “derecho de piso”. Muchos incluso han pensado en dejar de sembrar.

Pero otro de los problemas es el traslado de su producto a los puntos de venta que principalmemte son las cabeceras municipales. En la actualidad para los campesinos de los pueblos que rodean Chilapa, es casi imposible cruzar de una comunidad a otra y, más aún a la cabecera municipal.

Incluso la carretera federal que va de Chilapa a la capital Chilpancingo, cruzando por Tixtla, se ha vuelto altamente peligrosa. Aquí han aparecido decenas de ejecutados en los últimos años y, muchas personas han sido desaparecidas. (Agencia Periodística de Investigación) Joaquín Castro

img-20161031-wa0068

Enlaces Relacionados

Suscríbete y mantente al día con las últimas novedades de la ciudad.

No te preocupes, no enviaremos spam.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GUERRERO QUINTO LUGAR A NIVEL NACIONAL EN OFRECER SERVICIOS DE VINCULACIÓN LABORAL

GUERRERO ESCALA 8 POSICIONES A NIVEL NACIONAL EN TRANSPARENCIA