Fotografía: Omar Solis

 Frente a la catedral de la Asunción, ubicada en el centro de Chilpancingo reina la risa en todo momento, diversos payasos transmiten emociones por medio de los gestos, las acciones torpes y el arte de no saber comportarse. Y por supuesto, se trabaja al máximo la mirada, pues es la herramienta principal por la cual se transmiten y se evocan emociones de miedo, tristeza y alegría.

Comentarios

comments